Los beneficios de la cHlorella

  • Apto para vegetarianos
  • Desintoxica y elimina los metales pesados y otros contaminantes
  • Fortalece y estimula el sistema inmunológico
  • Regula el pH ácido-base
  • Estimula el tránsito intestinal y reequilibra la microbiota (flora intestinal)
  • Previene y participa en la lucha contra las infecciones bacterianas (rinofaringitis, resfriados, etc.)

La Chlorella es conocida por sus propiedades energizantes del sistema inmunológico. Estimula la regeneración celular gracias a sus poderes antitumorales, no favoreciendo el crecimiento de las células cancerosas.

Además, gracias a sus propiedades inmunomoduladoras, la Chlorella puede regular los niveles de lípidos y de azúcar en la sangre, proporcionando así protección contra la diabetes de tipo 2.

La Chlorella también tiene impresionantes propiedades desintoxicantes. Tiene la capacidad de eliminar metales pesados (plomo, mercurio, arsénico, cadmio...), dioxinas gracias a su alto contenido en clorofila y a su membrana quelante (que se asocia a los metales pesados), capaz de fijarlos. La membrana celular de la Chlorella al no ser asimilada durante su paso por nuestro sistema digestivo cuelga los compuestos tóxicos y los elimina por las heces.

Además, la Chlorella contiene un alto nivel de antioxidantes y prebióticos. Por consiguiente, al tiempo que equilibra la microbiota (flora intestinal), estimula la actividad digestiva e intestinal y resuelve los problemas de estreñimiento. Dado que nuestra microbiota participa en gran medida en nuestro sistema inmunitario a través de su producción de neurotransmisores como la melatonina (la hormona del sueño) y la serotonina (la hormona de la felicidad), podemos demostrar que nuestra salud general depende de su equilibrio.